Seguidores

martes, 12 de marzo de 2013

Tormentas

Cuántas veces el silencio
gritó en mi pecho,
que tanto amor
no podría perdurar.

Que detrás de algún beso
tú te marcharías,
implantando más recuerdos
a una amarga soledad.

Tu nombre escribiste
con ternura, a fuego lento,
a través de mi alma
tan cansada de olvidar,

encendiendo pasiones,
esperanzas y sueños,
a unos labios que buscan
con desesperación tu cuerpo.

Que unas nubes oscuras
se ciernen sobre mí,
yo, que ayer temblaba
al verte sonreir.

Nubes que arrastran tormentas
de dolor, y de nostalgia,
intentando ocupar ese vacío
que dejaste tras tu marcha.

Y mis manos moldean
en el aire las caricias,
de tu cálida presencia,
de tu piel junto a la mía.

Y mi alma que te busca
a través de mi mirada...
sólo hallará esta soledad,
que se ríe a carcajadas.

2 comentarios: