Seguidores

jueves, 10 de octubre de 2013

¿Te acuerdas...?






Suena aquella canción de ayer,
es de noche, el mismo lugar,
el pasado se viste en mi piel
entre la penumbra y mi soledad.

Hoy la distancia del silencio
nos separa y nos envuelve,
en el ayer que quedó en el viento
 y deja mi corazón inerte.

¿Recuerdas nuestro primer abrazo?
esa ternura, el primer beso,
hoy que a mi soledad me agarro,
soledad de un amor que era eterno.

Como nos estropeó aquel día
esa lluvia, empapados de agua,
y como a mi lado corrías,
hoy es la lluvia que inunda mi alma.

 Te acuerdas de las cartas de amor
aquéllas que entonces te escribía,
cuando todo era de color
y no en blanco y negro mi vida.

Y paseo bajo la Luna
como lo hicimos aquellos días,
caminando a tientas, a oscuras,
en mi soledad y mi agonía.

Te acuerdas de aquellas miradas,
y mis disculpas por llegar tarde,
y de aquéllas dulces palabras...
recuerdos que en mi corazón arden.

Y digo tu nombre en un susurro,
y me vuelvo para mirarte,
sin recordar que ya no soy tuyo,
que no hallaré a nadie que me hable.

Un pecado que no cometí,
una condena: estar sin tu luz,
y recorrer caminos sin ti,
buscando... buscando alguien como tú.



19 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas grácias Manu! Me alegra que te guste!
      Saludos

      Eliminar
  2. qué infortunio, no obstante se hizo poema
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Francisco, ¿sabes que hiciste que se me cayeran lágrimas? ¿Como puede tener nuestra vida tanto color y magía y de repente baje el silencio y nuestro corazón se inunde por el dolor? ¿ Como podemos caminar en oscuridad si ya no vemos la luz del amor? Es tan triste, tan doloroso. Pero supongo que asi es como nuestro corazón se hace más fuerte y más maduro. Así es como aprende a valorar mejor el amor. Empezar caminos nuevos para encontrar una luz más grande que nos atrape y nos haga volar.
    Te salieron preciosos estos versos. Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que hoy todo es de color mañana se puede volver en blanco y negro, así es la vida. A veces las circunstancias no las podemos controlar nosotros, a veces sencillamente suceden, preguntándote por qué, si todo era maravillosamente de color...
      Y hay amores que siempre lo recuerdas, siempre, son parte de tu vida, aunque en mi caso tuve suerte... encontré un amor mejor, o mejor decir, nos encontramos... :)
      Muchas grácias! Un abrazo fuerte amiga!

      Eliminar
  4. Hoy te vistes de nostalgia Francisco, te siento en un viaje por el recuerdo
    aquellos primeros años con tu amor, en que todo revoloteaba en el estómago
    ¿a qué si? es cierto que eso no siempre se siente, aunque yo vivo enamorandome y desenamorandome
    del mismo hombre media vida :)
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un viaje de un primer amor, que se quedó entre el tiempo... este poema tiene muchos años pero mi amor de ahora (de media vida) me ha animado a sacarlo, mira el poema, no se parece mucho a lo que escribo ahora, el tiempo nos hace escribir de otra manera, vamos madurando, aunque no quiere decir que sea mejor... quien sabe...
      Grácias Sandra. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Hola Francisco vengo del blog de Sandra me alegro mucho encontrar un buen poeta bello poema aunque nostálgico pero así es la vida me gusta como escribes se nota que lo haces desde tu alma espero que tu vida ya no tenga esa nostalgia y sea feliz, fue un placer leerte.

    Un abrazo que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas grácias Gladys! Sí es un poema nostálgico de un primer amor de hace muchos años, afortunadamente esa nostalgia ya no está en mi vida, el poema lo escribí en 1992, eso no quita para que a veces escriba poemas sobre amores pasados...
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Recordar nuestro pasado es sano si sirve para vernos tal y como somos hoy. Ocurre entonces que de aquellas emociones imprecisas despierta un enorme sentimiento que cubre todo nuestro ser con su presencia. Es como si de golpe todo el pasado vivido quedara resumido en esa estampa agridulce. Como si el tiempo se atorara con el único propósito de meternos en la encrucijada de ser lo que ya no podemos ser, aunque ahora aun seamos mas felices.Un bello recuerdo Francisco.que tengas un bello domingo.besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo Isaboa que vamos aprendiendo de nuestro pasado y quizá valoremos más los amores futuros y los afrontemos de una manera más madura, ¿no crees? Este es un poema de hace mucho años, donde todo era más inocente, sin responsabilidades, todo se magnificaba sin tener tanta importancia.
      Muchas grácias Isaboa. Un abrazo!

      Eliminar
  7. ¡Qué bellísimo poema! triste y lleno de recuerdos, con pinceladas de soledad. Me ha encantado tu inspiración, Francisco. Te invito cordialmente a visitar mi nuevo blog http://fraganciaespiritual.blogspot.com Allí comparto mis vivencias más profundas y mis poemas. Serás bienvenido. Recibe mi saludo fraterno. Ingrid Zetterberg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas grácias Ingrid! Sí este es un poema básicamente de recuerdos y de soledad, con la inocencia que da la juventud...
      No dudes que visitaré tu blog, y ya te contaré.
      Grácias Ingrid. Saludos!

      Eliminar
  8. Hermoso, hermoso y hermoso....
    No tengo mas palabras
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas grácias Anna!! Encantado de que te guste :D
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Nostálgico pero bello poema
    Besos, y gracias por tu comentario en mi blog.

    ResponderEliminar
  10. Ohhhh!!! qué bonitos y oportunos los recuerdos, te diré Francisco que he sentido algo mío en este poema.
    Un abrazo, Mónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te pudieras haber sentido un poco identificada en este poema... los recuerdos del primer amor siempre son especiales...
      Grácias Mónica! Un abrazo

      Eliminar